Hablando de…

0

Por: Dra. Celia C. Torres-Mestre               

HABLANDO DE… Esta época en que esta  por terminar  el año  y empezar uno nuevo. Cuando el  afán de la gran mayoría se centra en  salir de compras o  viajar por tierra y aire. Cuando las luces de navidad se encienden y las familias se reúnen en la tradicional cena familiar o la fiesta de despedida del año, cuando los niños  esperan la llegada de Santa. Almacenes y Centros Comerciales se engalanan con atractivos motivos Navideños y se visten de luces en su afán  no solo de contagiar del espíritu Navideño a los trausentes, si no de atraer a  la mayor cantidad de posibles compradores.

Cuando  la algarabía de la gran mayoría y sus  risas se propagan contagiándose. Es inevitable que acudan a nuestra mente el recuerdo de otras ya  lejanas Navidades y junto con estos recuerdos el de aquellos seres queridos  que  dejaron de existir mas siguen viviendo en nuestras memorias. Es aquí, cuando dependiendo de las circunstancias y nuestra naturaleza, pudiéramos apreciar por así decirlo las dos caras de una misma moneda !Si!  Porque para aquellos que  no permitimos que estos recuerdos nos entristezcan  o depriman, podremos sentirnos agradecidos y hasta sonreír por haber podido tener la dicha de haber compartido con ellos en su tiempo. Mas  para aquellos que pertenecen a la otra cara de la  moneda esta época del año no solo los entristece si no que hasta llega a deprimirlos.

En mi experiencia personal como Psicóloga he descubierto que así como la gente de naturaleza positiva se prepara ha recibir esta época con optimismo y alegría, los otros se preparan subconscientemente ha encerrarse en su tristeza, aislándose y llegando por consiguiente a deprimirse. Si usted querido lector pertenece ha este lado de la moneda, me permitiré darle algunos tips (consejos) como dicen los Americanos, para hacerle esta época del año mas placentera.

Si vive solo, prepárese para no quedarse encerrado con sus recuerdos, llame alguno de sus amigos y déjeles saber que pasara a visitarlo, si su excusa para no hacerlo es porque vive lejos o porque en el caso mas improbable no cuenta con amigos únase a los comedores para personas mayores  o alguna reunión ofrecida por  la comunidad, en esta época del año, es tiempo para compartir y saliendo no solamente estará acompañado si no que podrá compartir sus recuerdos y esto le aseguro lo hará sentirse mejor.

Es usted de los que pertenece aquellos en que el muerto sigue estando vivo ja, ja, es decir al grupo de divorciados o divorciadas. No siga viviendo en el pasado, mientras usted entristece o se deprime le aseguro que el o ella se esta divirtiendo y a lo mejor ya ni recuerda esos tiempos compartidos a su lado porque ya hay alguien que los llena, así que adelante si todavía no tiene una nueva pareja; comparta con familiares o amistades o asista ha alguna de las cenas bailables que ofrecen en algún centro social, a lo mejor el nuevo año le traiga una sorpresa.

Por hoy para concluir, les deseo ; Un prospero  2017 que todos sus deseos se hagan realidad.

La Dra. Mestre es Psicóloga, Hipnoterapeuta y Mediadora Familiar

PARA CONSULTAS CON LA DRA. CELIA C. TORRES-MESTRE LLAME

AL : 786-443-3150

Share.

Leave A Reply