No More and No Más

0

La violencia doméstica es un problema destructivo que afecta a miles y miles de familias de todas las razas, etnias y niveles económicos, en el que mujeres y niños son los más vulnerables.  Este flagelo puede presentarse en diversas formas, por ejemplo, como abuso físico, psicológico o sexual, en síntesis cualquier uso deliberado de la fuerza para controlar o manipular a la otra persona.

Lamentablemente las estadísticas reportadas en la ciudad de Hialeah por este delito no son muy alentadoras. En búsqueda de prevenir y erradicar estas agresiones, el gobierno municipal lanzo una campaña para concientizar, y sensibilizar a la población sobre este aterrador problema, la cual fue nombrada como NO MAS/ NO MORE.

violencia-domestica-3

El Alcalde Carlos Hernández, advirtió a la población que durante su administración habrá cero tolerancias con este tipo de agresores e hizo un llamado a la comunidad a no tener miedo de denunciarlos, a la par el Alcalde Hernández asigno un equipo de trabajo para ocuparse de esta campaña.   

La presidente del concejo de la ciudad, Isis García, es quien lidera y representa esta buena causa, ella junto al equipo designado han creado estrategias para lograr el objetivo de prevenir y erradicar esta epidemia de la comunidad, sin embargo, ahí no termina este esfuerzo. Como parte del desarrollo, en este programa las víctimas recibirán todo el apoyo para que consigan independizarse de sus agresores.

violencia-domestica-4

María Elena Fernández, trabajadora social de Citrus Health Network que está trabajando con el departamento de Violencia Domestica, en unión al Departamento de Policía de esta ciudad. Expreso que uno de los problemas más frecuentes que enfrentan en la lucha contra la violencia doméstica es que las víctimas indocumentadas suelen desistir de denunciar a sus agresores por miedo a ser deportadas. Pero la buena noticia es que bajo las leyes estadounidenses las víctimas podrían calificar para recibir las visas categoría U, las cuales les permiten regularizar su estatus migratorio y el de sus hijos, una vez que empiezan a colaborar con el sistema judicial al denunciar a sus agresores.

Share.

Leave A Reply